EL BLOG DE NEWRONS

Facebook y Whatsapp, bulos del siglo XXI


Los bulos siguen teniendo crédito en Internet

Si hubiesen anunciado a bombo y platillo, como se hace con otras efemérides, la Semana Internacional del Bulo sus creadores no podrían haber soñado una éxito tan abrumador como el de la recién concluida. Los últimos siete días han estado plagados de bulos –hoax, en inglés- relativos al uso de Facebook y Whatsapp, que han inundado nuestros teléfonos y monitores sembrando la confusión en más de un incauto o bienaventurado.

Comenzaba la semana con un montón de gente colgando en su muro un mensaje similar a este: “En respuesta a las nuevas directrices de Facebook, por la presente declaro que mis derechos…”- O con su versión en inglés, que queda aún más cool. Con ello, algunos usuarios pretendían con ello curarse en salud y proteger su privacidad, algo que, entendían, se podía hacer con un mensaje en el muro. Como si un viral de gatitos o un baile coreano se tratase la costumbre se extendió como la pólvora hasta el punto de que la propia compañía tuvo que salir a aclarar que esos mensajes no servían para nada.

En realidad, el único contrato que firmamos con Facebook es en el que, al abrir la cuenta, aceptamos las condiciones de uso, y entre esas reglas que casi ninguno leemos no figuraba por ningún sitio que tres años después, poniendo un mensaje en el muro una mañana de noviembre, fueses a proteger tu privacidad.

Más alarma ha creado el bulo extendido por Whatsapp, en virtud del cual el servicio pasaría a ser de pago si no actuabas inmediatamente. “Whatsapp va a costar 0,01€ el mensaje, mándalo a 10 personas. Cuando lo hagas la luz verde se volverá azul”, se podía leer en los smartphones de cientos de personas que, ante la duda, lo renviaban por si acaso.

Pero lo cierto es que Whatsapp siempre ha sido de pago. Lo es para los usuarios de iPhone, que pagan 0,99 $ por la aplicación, y lo es para los usuarios de Android, con la circunstancia de que al activarlo se concede un año de prueba gratuito. Normalmente, al instalar otra actualización se te ofrece otro año gratuito, y así, hasta la fecha, nunca se ha llegado a cobrar a los usuarios de Android, que son la gran mayoría de personas que poseen un smartphone.

Puede que algún día lleguen a cobrar la espantosa cifra de un dólar por usar la aplicación, pero nunca por mensajes individuales, y de momento parece que desde la compañía no estudian la posibilidad de no cobrar a aquellos que reenvíen el mensaje diez veces y les aparezca una luz azul. Era un bulo. Una cadena de estas que cíclicamente aparecen en Internet y que webs como Snopes y Hoax-Slayer se dedican a desmontar. Una leyenda urbana.

Y es que estas cosas, aunque sorprenda su éxito, han existido siempre. Recuerdo una especialmente terrible a finales de los 90. Aquello sí que asustaba. No recuerdo el mail, pero si la amenaza. Si no lo reenviabas a 10 personas en el plazo de una hora no volverías a comer jamón. Terrible.


Gonzalo Díaz Bonet,
Director de contenidos de Social Newrons

Publicado en Redes Sociales | Etiquetado , , , , , | Dejar un comentario

Deja un comentario